Trío Marino Vegetariano

Ingredientes para 1 persona

– 2 cebollas.

– 1 tomate.

– 2 ramas de perejil y de culantro.

– 4 limones.

– 5 rodajas de zapallito italiano.

– 3 cucharadas de chuño.

– 1 huevo.

– Sal y orégano al gusto.

– ½ cucharadita de achiote.

– 1 hongo shitake (de unos 20 g).

– 3 hongos negros.

– 20 g de verduras varias.

– 50 g de arroz.

Preparación

Empezamos por el chicharrón de zapallito: Añadir sal y orégano al huevo batido, mezclarlo con el zapallito en un boll antes de pasarlo por chuño y freírlo a fuego lento en aceite caliente. Basta con dorarlo. Para el ceviche de hongos negros: Picar en cuadritos la cebolla y el tomate, también los hongos previamente hidratados; echar limón, orégano, sal, ajo, culantro y una cucharada de aceite de oliva. Para el arroz marino: con ajo y media cebolla en cuadritos aderezar en un wok, añadir el shitake, achiote, sal, orégano y, una vez que haya dorado, la verdura picada y al final el arroz cocido. Esto tomará unos 3 minutos.

Samay
Calle Constitución 250, Callao Monumental / Casa Ronald, 1er piso. Teléfono: 492-9940
A Isabel Gonzáles Rivera le hizo bien caerse de la bicicleta. Su accidente la tuvo dos meses en reposo, durante los cuales incubó una idea que devino en Samay, el restaurante que este año abrió en el llamado Callao Monumental. Ese par de meses le sirvieron para reflexionar sobre la manera como se venía alimentando, los productos que ingería y el daño que ese consumo le hace al planeta. Decidió actuar, crear un concepto. Así nació Samay, que en quechua significa, precisamente, Reposo. Lo suyo es brindarnos un espacio donde vivamos la experiencia de tomar consciencia, pues el cómo nos alimentamos “está íntimamente relacionado con nuestra personalidad, con nuestras experiencias infantiles, carencias emocionales y la manera en que gestionamos el estrés”, señala. El reto fue entonces encontrar el lugar, e Isabel se enamoró de la Casa Ronald, de la meta de impactar y recuperar una zona del Callao y su población por medio del arte y la cultura. Con Maribel en la cocina, lo tuvo entonces todo. Esta chimbotana aprendió a preparar delicias a los 6 años, su madre estaba convencida de los favores de la comida vegetariana y en ella volcó todos sus conocimientos. “Nos alimentamos de forma desequilibrada, sin conciencia. Eso nos lleva a tener problemas de peso, imagen corporal y gestión de nuestras emociones”, dice la fundadora de Samay, y nos presenta uno de sus platos más solicitados: el Trío Marino Vegetariano.

COMENTA