Relación de pareja… ¡qué problema!

Tener una relación de pareja es meterse en problemas. Es más fácil estar solo, ya que podemos decidir libremente sin mayores coordinaciones, preocuparnos solo por nuestras necesidades y seguir en la vida sin mayor drama. Con todo esto, sin embargo, es muy nutritivo y saludable estar en pareja.

¿Vieron la palabra “problemas” como algo malo? Si es así, es porque la asociamos con peleas, y no necesariamente es así. Solo una vida idealizada propondría un escenario fantasioso, donde todo transcurre de manera armoniosa sin ningún desacuerdo. Los problemas, en realidad, nos generan conflictos que al resolverlos cambiamos, aprendemos y evolucionamos, incorporando nuevas herramientas para los próximos inconvenientes que irán a aparecer.

Pero una relación de pareja es nutritiva en la medida que aprendamos a aceptar que somos dos personas diferentes. Así es, no somos uno, siempre seguimos siendo dos.

Al provenir de familias diferentes, con contextos y situaciones de vida distintos, es obvio que tendremos diferencias y desacuerdos. Pues para continuar con una relación y seguir sumando y avanzando, la solución es llegar a acuerdos. No pelear.

En una pelea hay un ganador y un perdedor. Si asumo un desacuerdo como una pelea, voy a ella con ánimos de ganar. Es decir, queriendo que el otro pierda, y por lo tanto utilizaré mis mejores “armas” para ello. ¿Acaso insultos, minimizaciones, desaires, silencios? En una relación, cuando gana una de las partes, es la relación la que pierde, pues se supone que ambos juegan para el mismo equipo y, la vida en pareja, es eso. ¿O no?

Entonces, para resolver un desacuerdo hay que tener claro que la meta no es ganar, sino ¡llegar a un acuerdo! Para ello, primero tendré que aprender a escuchar y entender el punto de vista del otro, y reconocer que es tan valioso como el mío. Luego, que no utilizaré palabra o acción con la intención de dañar.

¿Cómo voy a querer dañar a mi pareja si es a quien supuestamente amo? Mis palabras y acciones, por lo tanto, por más enojo que haya, no pueden ser hirientes. Así llegaremos a una mejor comunicación, el pilar de una relación de pareja.

 

¿Tienes un tema o un caso que te gustaría que tratemos en nuestra próxima columna? Escríbenos a contigo@enel.com

Judith Sandoval Alvarado

“Pareja saludable no es la que no tiene problemas”, esta es la premisa de esta psicóloga clínica especialista en terapia de adultos y parejas. También directora del Instituto Peruano de Psicoterapia Gestalt, brinda talleres en el Perú y en el extranjero.

COMENTA