Objetivo 2017: comer sano

Cada vez más estudios confirman que los alimentos naturales presentan nutrientes y sustancias químicas propias del alimento que benefician nuestra salud. Está demostrado, por ejemplo, que quienes consumen más pescado gozan de mejor salud mental y pueden tener menor deterioro de la memoria. Esto, gracias al omega 3, un tipo de grasa fundamental para el cerebro y la vista.

Los vegetales, en especial aquellos de la familia de las crucíferas como el brócoli, la coliflor y la col, poseen sustancias que nos protegen de algunas formas de cáncer. Por ello, incluirlos con frecuencia en nuestra dieta es parte de lo que significa comer sano.

Cuando se es joven estos temas importan poco. El proceso de envejecimiento, sin embargo, puede empezar a los 30 años. Entonces empieza a volverse prioridad el estar sanos y cómo nos vemos. Pero no debemos esperar a llegar a los 30, pues comer sano debe ser un objetivo de cada inicio de año y desde temprana edad; en especial si queremos que nuestro cuerpo se desarrolle y crezca físicamente, si queremos potenciar nuestras capacidades.

Para comer sano tienes que consumir principalmente vegetales, frutas, granos enteros, menestras, nueces, semillas y aceites naturales. No dejes de considerar el pescado dos veces por semana y una variedad de carnes el resto de días. Eso sí: es clave que estos alimentos se preparen adecuadamente. De lo contrario, un alimento sano al que se le añade grasas, azúcares o que pasa por muchos procesos, pierde su calidad nutricional e incluso deja de ser saludable.

Sara Abu Sabbah

Graduada en Negocios Internacionales, fue ama de casa hasta que decidió hacer una segunda carrera –Nutrición- porque creyó que le sería útil para formar a sus hijos. No imaginó que ello la llevaría a la conducción del sintonizado programa “Siempre en Casa”, de RPP.

COMENTA