El mango, tan bueno como la papaya

Un fruto delicioso y lleno de bondades está de temporada: el mango; y conviene consumirlo por precio y calidad. Aunque le cueste creerlo, si quisiéramos reemplazar la papaya, un fruto de consumo masivo, el mango sería una excelente opción, pues nutricionalmente son similares.

Uno de los motivos del alto consumo de la papaya es porque es baja en calorías, mientras que al mango se le teme por su sabor dulce, que está asociado a ‘engordar’. Lo cierto es que, pese a su sabor dulce, no contiene mucha azúcar ni calorías. Puede consumirse una unidad al día sin miedo a engordar.

Incluso el paciente diabético, cuya enfermedad esté controlada. El mango es una buena alternativa para saciar la necesidad de ingerir algo dulce.

Además es rico en vitamina A, como la papaya; y la concentra en mayor medida en tanto esté más maduro. La vitamina A es muy importante en verano, ya que nutre la piel y previene irritaciones e infecciones en este tejido.

El mango es también una magnífica fuente de vitamina C (mientras menos maduro esté, mayor vitamina C aportará). Cien gramos de mango maduro puede cubrir el 80% de las necesidades de esta vitamina. Es ideal para quienes padecen de gastritis y no pueden consumir cítricos.

Lo puede consumir en cualquier momento del día y ser combinado con otras frutas e incluso con yogurt, leche o helado. La creencia de que mezclar el mango con cualquier lácteo es dañina, es un mito. Todo lo contrario: al combinarse se suman los nutrientes de ambos alimentos, beneficiando a quien los consume.

Disfrute el verano con frutas de estación. Recuerde: al estar de temporada son mejores su precio y calidad.

Sara Abu Sabbah

Graduada en Negocios Internacionales, fue ama de casa hasta que decidió hacer una segunda carrera –Nutrición- porque creyó que le sería útil para formar a sus hijos. No imaginó que ello la llevaría a la conducción del sintonizado programa “Siempre en Casa”, de RPP.

COMENTA