Mi hijo no quiere comer

Gran preocupación genera en los padres de familia el hecho de que su niño no quiera comer. Sin embargo, muchas veces se trata de una percepción errónea de los padres o cuidadores o de malos hábitos en la alimentación.

Es importante considerar que aun cuando los niños sean de la misma edad, no todos necesariamente requieren la misma cantidad de comida. Suele pasar, además, que no se toma en cuenta que la capacidad gástrica del niño es menor y se le sirve porciones que superan su apetito.

Los niños -al igual que los adultos- tenemos mecanismos automáticos que estimulan el acto de comer o de dejar de comer. Estos funcionan adecuadamente en tanto se mantenga un orden, horario de ingestas y se respete su capacidad de saciedad.

Los niños deben recibir alimento o bebida cada 3 horas desde su primera ingesta. Cada instante en que un alimento o bebida es ingerido hay que considerarlo como un tiempo de comida adicional. Es decir, si entre comidas se le da una golosina u otro alimento, estamos saciando su capacidad gástrica y evitando que sienta el apetito suficiente cuando le toque comer.

Hay que evitar discutir con los niños que no quieren comer o generar ambientes tensos a la hora de la comida. Debemos respetar horarios, considerar la cantidad que necesita y asegurarnos de que cada tiempo de comida sea cubierto con alimentos nutritivos y saludables.

Sin embargo, así se cumpla con los horarios de alimentación, igual podrían presentarse inconvenientes.

Si el ambiente en el hogar es disarmónico, por ejemplo, o el niño pasa por problemas con amigos o en la escuela, una manera de manifestarlo podría ser a través de la pérdida del apetito. Por eso es clave que, antes de iniciar una discusión en el hogar, identifiquemos qué puede estar perturbando el éxito de una buena nutrición en el niño.

Sara Abu Sabbah

Graduada en Negocios Internacionales, fue ama de casa hasta que decidió hacer una segunda carrera –Nutrición- porque creyó que le sería útil para formar a sus hijos. No imaginó que ello la llevaría a la conducción del sintonizado programa “Siempre en Casa”, de RPP.

COMENTA