Elección de pareja

¿Alguna vez te has preguntado cómo eliges a tu pareja? Sí, porque no es que “nos tocan así”, somos nosotras quienes los elegimos con determinadas características en particular, sea por exceso (lo que tuvimos de sobra) o por defecto (lo que nos faltó). Para ello nos basamos en el modelo que tuvimos a lo largo de nuestro desarrollo: nuestros padres. Ellos son nuestro principal referente.

Si tuvimos un papá o mamá distantes emocionalmente y carecimos de su atención, en la adultez podríamos demandar a nuestra pareja la atención no recibida o también podría ser que busquemos a alguien que sea igual de indiferente o peor que nuestros padres, alguien a quien exigiremos atención y con quien iniciaremos una relación tóxica.

Lo mismo sucederá si nuestro ejemplo fue de autoritarismo o agresividad: seremos sumisos o -por oposición- rebeldes o igual o peor de autoritarios y agresivos. En caso nuestros padres hayan sido dependientes y pasivos, nos podríamos envolver en relaciones en las que toda acción y responsabilidad caigan sobre nuestros hombros.

Y no es porque nos guste sufrir, solo buscamos lo conocido o lo totalmente opuesto a nuestros referentes. Eso sí, si estos vínculos te traen conflicto y dolor, es mejor acudir a un especialista para que te ayude a cambiar el patrón y romper el círculo vicioso que luego podrían repetir tus hijos.

Sí, porque el modelo de relación de pareja que ven ahora en nosotros nuestros hijos es el que irán a replicar en sus primeras relaciones, pues es el único que conocen. Por eso es clave que te preguntes -con total honestidad- si esto que estás viviendo se lo deseas a tus hijos. Si la respuesta es no, haz algo al respecto, pues así también podrán aprender que siempre existe la posibilidad de cambiar y estar mejor.

 

¿Tienes un tema o un caso que te gustaría que tratemos en nuestra próxima columna? Escríbenos a contigo@enel.com

Judith Sandoval Alvarado

“Pareja saludable no es la que no tiene problemas”, esta es la premisa de esta psicóloga clínica especialista en terapia de adultos y parejas. También directora del Instituto Peruano de Psicoterapia Gestalt, brinda talleres en el Perú y en el extranjero.

COMENTA