¿Qué considerar para la lonchera escolar?

La lonchera debe cubrir el 15% del total de energía que necesita un escolar y, un sándwich pequeño y una fruta, bien pueden cubrir ese porcentaje. Sin embargo, el qué elegir para cubrir esa necesidad depende de varios factores y requisitos nutricionales.

Requisitos:

– Los alimentos deben nutrir al escolar.

– Por lo menos debe haber 2 alimentos: uno sólido y una fruta fresca, más líquido.

– El alimento sólido es el que más nutrientes aporta. Debe ser fuente de energía y proteínas (pan con pollo, aceitunas con queso, papa con huevo, etc.).

– El mejor líquido para la lonchera es el agua.

– Si envía un refresco, evite el azúcar (no se exceda de 1 cucharadita por vaso).

– No incluya golosinas ni alimentos o bebidas poco saludables.

Factores a considerar:

Cantidad de alimento:

– Si el desayuno del escolar no fue completo, la lonchera debe cubrir lo que faltó.

– La capacidad gástrica del niño. Los pequeños suelen comer menos que los adolescentes (primaria, medio sándwich; secundaria, sándwich entero).

– La actividad física y peso del escolar. Si el escolar es activo, envíele una lonchera consistente (pan con pollo, frutas secas, agua); si es sedentario, una lonchera ligera (fruta, yogurt, agua).

Higiene y conservación:

– Lave la lonchera a diario. El escolar debe evitar mantenerla en el suelo.

– Al elaborarla, lávese bien las manos, la superficie y los utensilios a utilizar.

– En tiempo de calor incluya hielo en gel para conservar los alimentos.

– La fruta fresca entera es mejor que la picada (conserva sus nutrientes y no se contamina).

– Antes de empacar un sándwich caliente, déjelo enfriar. Así se conservará más tiempo.

 

Si bien son los padres o cuidadores quienes deciden qué incluir en la lonchera, esta decisión debe estar basada en las necesidades del escolar y debe tomar en cuenta las preferencias y horarios del escolar.

Sara Abu Sabbah

Graduada en Negocios Internacionales, fue ama de casa hasta que decidió hacer una segunda carrera –Nutrición- porque creyó que le sería útil para formar a sus hijos. No imaginó que ello la llevaría a la conducción del sintonizado programa “Siempre en Casa”, de RPP.

COMENTA