Andrea Chipana

Nació en una familia de administradores, abogados e incluso miembros de la PNP. Por eso, cuando Andrea Chipana anunció su plan de ser ingeniera, en casa solo se hoyó el silencio. Hoy sonríe y afirma con orgullo: “¡Soy la primera de la familia!”.

Aunque no solo en casa, pues en todo Infraestructura & Networks, donde es común que los ingenieros electricistas, electromecánicos y civiles sean varones, destacan dos damas: Isabel Zorrilla y Andrea, la primera ingeniera de proyectos civiles.

Miembro de la Unidad Operativa de Alta Tensión en Gestión y Control, lo suyo es velar por el mejor diseño y ejecución de las nuevas subestaciones eléctricas (SET) y líneas de transmisión de Enel. Elabora el expediente técnico de cada proyecto de obra civil. Una vez que este está en manos del contratista, supervisa el cumplimiento de todas sus especificaciones. Lleva además el control del presupuesto, a fin de que no haya lugar a ningún adicional.

Su juventud -tiene 28 años-, su género, no son obstáculo en su desempeño. Se fogueó en la universidad. Eran solo dos chicas en su promoción, recuerda. “Eso me permitió desarrollarme, conocerme y conocer a quienes trabajarían en mi entorno. ¿Lo mejor? Aprendía a vincularme con todo tipo de personas”.

Llegó como practicante el 2012, se ha desarrollado viendo proyectos. “Enel tiene presente que las mujeres también tenemos un aporte que ofrecer”. Para ella, que como estudiante le gustaba observar cómo se diseñaba una construcción, cómo se hacía un puente, una urbanización, una instalación eléctrica, esta chamba le brinda total satisfacción. Y cómo no, si hasta la fecha es la responsable de cinco nuevas SET: Malvinas, Comas, Huarangal, Mirador y Huandoy; y tiene una más en proceso: Filadelfia.

“¡Y se vienen más! Están en proceso de diseño… Es una emoción ver lo que uno ha plasmado. Las ideas, la información, todo el desarrollo de ingeniería, los cálculos, verlos hechos realidad, es satisfactorio; y saber que una nueva SET aporta a la comunidad, a los nuevos clientes, lo es más todavía”.

 

 

COMENTA