Amores de TV

A diario vemos en los diferentes canales de nuestra TV a parejas que inician y terminan sus relaciones. Nos enteramos de cómo duermen, qué comen, hacen, dicen, chatean, ocultan… ¿Cómo así sabemos tanto? Ellas lo exponen. Es decir: se exponen.

Exponen momentos complicados, como lo son el iniciar y continuar una relación.

¿Qué pasa cuando un adolescente que está forjando su personalidad -a fin de llegar a ser un adulto saludable- toma como ejemplo esos casos? Llegado el momento será un joven que vive con histrionismo, cuyas relaciones estarán plagadas de dramas desenfrenados y discusiones en las que será normal insultar, gritar y ofender. Tendremos a chicas y chicos que expondrán sus vidas íntimas sin dejar nada para la autobservación, para la evaluación, dejándose más bien guiar por “el qué dirán” y todo aquello que sea más “likeable”. Iniciarán y terminarán relaciones, y lo harán sin aprender a resolver una discusión, sin saber buscar y llegar a un acuerdo.

Esos jóvenes -en consecuencia- serán después adultos inestables, volubles emocionalmente, cuyas experiencias afectarán sus entornos laborales y familiares; y si tienen hijos, ese será -una vez más- el patrón que mostrarán y repetirán.

¿Qué hacer? Hoy es prácticamente imposible una supervisión constante de lo que ven los adolescentes en la TV y/o en Internet, así que una buena alternativa es el diálogo. Un diálogo que acompañe esas acciones, que haga notar al adolescente que los programas de ese corte responden a un libreto, que no en vano son “producciones” y responden a los intereses de un grupo de personas que están detrás de cámaras. Que la vida real no es así.

Ese diálogo debe ser complementado con experiencias propias, que les sirvan a ellos como referencias. Recalcando -eso sí- que ya vivirán las propias, y que seguro serán distintas a las que les narramos. Porque no tienen por qué seguir nuestro modelo, sino ir descubriendo -a su ritmo- cuál es el sentir y actuar que les genera mayor bienestar.

Porque la vida es demasiado corta y única para desperdiciarla siguiendo libretos ajenos.

 

¿Tienes un tema o un caso que te gustaría que tratemos en nuestra próxima columna? Escríbenos a contigo@enel.com

Judith Sandoval Alvarado

“Pareja saludable no es la que no tiene problemas”, esta es la premisa de esta psicóloga clínica especialista en terapia de adultos y parejas. También directora del Instituto Peruano de Psicoterapia Gestalt, brinda talleres en el Perú y en el extranjero.

COMENTA